Now Playing Tracks

¿Sólo República?

Un año más con motivo de esta fecha siento la necesidad de compartir por escrito lo que pienso. Cualquiera que leyese el escrito que publiqué el año pasado este mismo día, sabe mi postura respecto a este tema. Soy defensor de un sistema democrático en el que podamos escoger a todos nuestros gobernantes, sin nadie mandando por “derecho de nacimiento”. Pero no puedo evitar pensar que el mensaje que intenté mandar se quedó corto, pues la república no es para mí el final del camino, sino el primer paso de muchos.

Poneos ahora en la siguiente e improbable situación: El rey actual fallece y su heredero decide abdicar. ¿Qué pasa a continuación? ¿Sería España por fin una república? Sí. ¿Sería el sistema igualitario de gobierno que pedimos? No. ¿Una vez en esta situación, qué ha cambiado? Pues simplemente tendremos en lugar de un rey, un presidente de la república electo cuya familia esperemos no será inmune a la ley. Pero persistirían los mayores problemas de nuestra sociedad, el sistema seguiría siendo el mismo.  Persistiría este ya acuciante bipartidismo, los medios manipulados a interés del poder, las diferencias en la justicia dependiendo de quién sea el  juzgado, la vida opulenta de unos y la preocupante pobreza de otrs… En definitiva seguiría habiendo unos ricos muy ricos que controlarían todo, porque en este fantástico sistema nuestro, el dinero todo lo puede.

Ahora viene la parte donde me decís que cualquier cambio es una utopía, y tenéis razón, cualquier cambio será una utopía mientras permanezca esta indiferencia generalizada. ¿Acaso creéis que es imposible una sociedad igualitaria? Haría falta un largo camino, pero podría alcanzarse, o por lo menos aproximarse. Hay que dejar de ver esta utopía como algo inalcanzable que ignoramos por su supuesta imposibilidad y empezar a verlo como una meta en el horizonte, como un fin último que nos ayude a mejorar nuestra situación poco a poco cada día. ¿Si todos coincidimos en que el comunismo teórico sería lo más justo, que daño hace tratar de aproximarnos a ello? Estoy cansado de oír eso de “Si, el comunismo en teoría es muy bonito peor es imposible que funcione” ¿Es mejor quedarse de brazos cruzados diciendo esto mientras nos pasan por encima y nos toman por tontos diariamente? Por supuesto que no, en nosotros está el poder de cambiar las cosas, el poder de responder con un rotundo y unánime “no” a las injusticias de nuestros días. Pero ahora bien todo esto que os estoy contando, es muy fácil por mi parte decirlo. Lo difícil es hacerlo, pero las mejores cosas de la vida no son precisamente las fáciles ¿Verdad?

Con todo esto simplemente quiero decir que no hay que ser conformista en este aspecto, siempre que hay que tratar de ir más allá, aproximarnos cada vez más a esa meta en el horizonte de la que os hablaba. ¿República? Sí, pero socialista.

Árbitros, manos negras y conspiraciones varias

En los últimos años en nuestro país el fútbol ha dejado de ser lo que debería. Convertido en arma mediática para ocultar problemas más graves, se introduce un elemento que para muchos aficionados es el único punto de interés: la polémica.
Estamos cansados de ver y leer a diario en nuestra decepcionante prensa deportiva (Sí, incluso en lo deportivo nuestros medios dejan mucho que desear) informes exhaustivos de errores arbitrales favoreciendo o perjudicando a los equipos grandes. Pero ahora no se contentan con eso, no señor, hemos subido un nivel. Ahora las teorías de la conspiración están a la orden del día; desde que Alfredo Relaño inventase la conspiración del “Villarato” (allá por el año del sextete del F.C. Barcelona, menuda coincidencia), pasando por José Mourinho y la rueda de prensa del “¿Por qué?” (donde llegó a insinuar que Unicef tomaba parte en un complot con la UEFA para perjudicar a su equipo) y llegando al día presente con la famosa “mano negra” que se cierne sobre el club blaugrana.

Hemos dejado de ver el fútbol como el deporte apasionante, lleno de emociones y espectáculo que es; para poner en primer plano absurdas polémicas y conspiraciones. Esto me hace preguntarme ¿Y si los árbitros son simplemente humanos? ¿Y si simplemente se equivocan? ¿Acaso sabemos más que esta gente, que se ha formado específicamente para esto? No, claro que no. Los miles de ángulos de la repetición a cámara extra lenta nos ponen muy fácil a los espectadores determinar si el árbitro ha acertado. Soy el primero que ha saltado del sillón indignado por un error que perjudicó a mi equipo, pero una vez acabado el partido hay que quedarse con el fútbol puro y duro que hemos visto, no con la polémica. El último clásico es un buen ejemplo: un auténtico partidazo, siete goles, tensión e igualdad hasta el último minuto y mucha magia a cargo de Messi, Iniesta, Di María y Modric. Pero vemos por todas partes las polémicas y críticas al árbitro cuando la primera vez que vimos las jugadas todos pensamos que estaban bien pitadas, aunque el colegiado tuviera un par de errores que perjudicaron indiscriminadamente a los dos equipos.

Dejad que os cuente un pequeño secreto, lo más probable es que no haya conspiraciones de ningún tipo en contra de nadie. Es más, la presión mediática puede influir a los árbitros a ser más permisivos en caso de duda con equipos grandes perjudicando así a los que nunca se quejan o más bien cuyas quejas no se publican. Los árbitros no ganan partidos, las sanciones de la FIFA no son injustificadas, los que más quejas tienen se quejan de vicio. Cualquier equipo, ha sido alguna vez favorecido igual que perjudicado, eso es el fútbol chicos. ¿Y por qué no usar tecnología que se usa en otros deportes para ayudar al árbitro? Porque “se perdería la polémica y el morbo del día después”. En mi opinión eso no es la esencia de este deporte y se está fomentando como tal, hay que dejarse de conspiraciones, limitarse a ver, disfrutar y vivir el fútbol como se ha hecho siempre.

To Tumblr, Love Pixel Union